Los gurús del Social Media y el Marketing Digital ya lo pronosticaban hace algún tiempo. 2018 es el año del videomarketing. Y las hermanas ranas damos fe de ello. Las cifras lo avalan. El material audiovisual supone a día de hoy casi el 80 por ciento de todo el contenido que se consume en la red. Incluso el propio Mark Zuckerberg pronostica que dentro de cinco años el vídeo copará el 50 por ciento de los contenidos de Facebook.

¿Qué está ocurriendo en el estanque digital para que todos ansiemos pulsar el botón de REC y capturar imágenes en movimiento?

Existen numerosas acciones que pueden ayudar a una marca o empresa a alcanzar su éxito en ventas. Pero pocas como el videomarketing para son tan eficaces para captar clientes.

Y es que el hecho de que las distintas plataformas digitales, blogs y redes sociales tengan la capacidad de soportar la reproducción de contenidos audiovisuales ha abierto la puerta a una nueva forma de conectar con tu cliente, anfibio amigo.

El vídeo es un formato rápido, directo y actual. Da cabida a la creatividad y a las emociones. Gusta a jóvenes y a los que no lo son tanto. ¿Quieres más razones?  En un minuto de grabación audiovisual cabe la misma información que en 1,8 millones de palabras. Además, el 80% de los usuarios recuerda mejor una marca tras consumir uno de sus vídeos.

Por si todo esto fuera poco, existen una amplia gama de posibilidades a la hora de desarrollar el videomarketing. Estas son algunas de las fórmulas más utilizadas:

  • Microcápsulas de vídeo:

Audiovisuales de corta duración que captan la atención del receptor en muy pocos segundos. Su duración varía en función de las limitaciones de la red social en la que se utilice. Aunque, si estas limitaciones no existieran, se recomienda no grabar vídeos de más de 30 segundos de duración.

Las famosas ‘stories’ (vídeos que caducan a las 24 horas de su exposición y que se han convertido en tendencia entre el público más joven) se encuadrarían en este apartado.

  • Vídeos en directo o en streaming:

Su puesta en marcha hace pocos años supuso una verdadera revolución en el Marketing Digital.  Permiten que las empresas realicen publicidad transmitiendo en tiempo real experiencias, eventos o catálogos de productos, a la vez que interaccionan con sus potenciales clientes.

  • Videotutoriales:

Poseen una gran fuerza de involucración cliente-marca al mostrar contenidos útiles para la audiencia y siempre vinculados a los productos de la marca.

¿Qué? ¿”Videomarketeamos” juntos?

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *